3 de enero de 2006

Fantasías


No me va el sadomasoquismo,
ni tengo ningún deseo de que me someta nadie,
pero a veces tengo la fantasía
de encontrarme atada, indefensa,
los ojos vendados y desnuda,
sabiendo que estás ahí, poder olerte,
y decirte: soy toda tuya, haz conmigo lo que quieras.

No hay comentarios: