12 de enero de 2006

Tarde de lluvia

Sí, ya lo sé.
Sé que no pasearemos por París cogidos de la mano.
Sé que nunca voy a despertarme a tu lado.
Quiero pensar que unas horas contigo
valen tanto como muchos años.

Pero más a menudo me cuesta tanto recordarlo.


2 comentarios:

Mamots dijo...

La foto, las palabras...precioso.
bsitos, besitos...

angel dijo...

Envuelto para regalo en el dulce aroma pluvial de la nostalgia... Precioso.