3 de marzo de 2006

Más que amigas (1)

os habíamos conocido poco tiempo atrás, y nos habíamos hecho amigas casi sin darnos cuenta, tras largas conversaciones ante mesas de café, conversaciones sobre libros, sobre hombres, sobre la vida. Me caía muy bien, era guapa, sabía lo que quería, me inspiraba confianza. Un día que la persona con la que ella vivía estaba de viaje decidimos salir a cenar juntas y luego a tomar algo por ahí.

Pasé por su trabajo a recogerla, y al subir al coche propuso ir antes a su casa para arreglarse un poco antes de ir a cenar. Así lo hicimos y la acompañé al piso. Me quedé curioseando los libros de una estantería mientras se arreglaba, pero al poco me llamó.

-Oye, ven, así hablamos mientras me visto.

Entré en su dormitorio y me senté en una butaquita. Se había quitado la ropa de ir a trabajar y ahora sólo llevaba las bragas. Era la primera vez que la veía así y me chocó un poco, pero no pude evitar quedarme mirándola, tenía un bonito cuerpo. De espaldas a mí, agachada ante los cajones de una cómoda, me estaba diciendo algo, pero no la escuchaba. Se volvió al ver que no obtenía respuesta.

-¿Qué pasa...?

Creo que mis ojos debieron decírselo todo. Se sentó en la cama.

-Ven aquí.

Obedecí.

-¿Te gusta lo que ves?

Asentí.

-A mí también me gustaría verte...

Y por qué no, pensé. Tenía a unos centímetros de mí su piel que percibía cálida, ligeramente erizada, no sé si de placer anticipado. Levantándome apenas, me saqué el vestido que llevaba. Los pezones se marcaban nítidamente bajo el sujetador y ya empezaba a sentirme húmeda. Me moría por besarla.

Pero ella se adelantó. Me tomó la cara con las manos y me introdujo la lengua en la boca, la recorrió sin prisas, sabia y lenta. Me hizo tumbarme en la cama y me quitó toda la ropa que me quedaba.

Imagen: Marc Odley

4 comentarios:

El Lehendakari dijo...

¿Para cuándo la segunda parte? Bueno, tranquilidad, que lo bueno se hace de rogar. Lo leeré cuando lo publiques, es muy sensual, y sexual, imaginarse a dos mujeres haciendo el amor... Un placer tu blog, lo abandono ya hasta nueva visita. Un beso.

Anaïs dijo...

Gracias por los comentarios, Lehendakari, y espero tu visita. Un beso.

daniel claro dijo...

se me levantó el entusiasmo con tu relato
te invito a pasar por mi lugar
http://jotjotjot.blogspot.com/

Humbert dijo...

precioso inicio. espero la continuación.

un placer