2 de julio de 2006

Espejito, espejito...

rasteando por Internet hace unos días, me encontré un enlace en el blog de Javi Moya que llevaba a una curiosa página: My Heritage, donde puedes probar online un programa que sirve para saber a qué celebridad te pareces (según ellos, claro). Muy bien, pues en un ataque de ego desmesurado, me registré en Myheritage.com, subí una de mis fotos y verifiqué que el programa no da ni una.



Según Myheritage, la famosa a la que más me parezco (un 68%) es esta que se ve a la izquierda: Jennifer Lopez. Pues como no sea en el color del pelo o en la frente... Pero, atención, el segundo mayor parecido... es con un hombre, con edad para ser mi abuelo. No pongo la foto, que me deprimo.







Así que, tonterías aparte, he decidido que cuando sea mayor a quien quiero parecerme es a esta señorita:



(En esta página tenéis unas cuantas más. No digáis que no os cuido)

Aunque claro... una se pregunta si la señorita en cuestión será de verdad, y más sabiendo que con un ordenador se pueden hacer cosas como ésta, obra del artista Marek Denko:


(Más chicas virtuales aquí). Y no digamos las dudas que te deja el saber que los cirujanos estéticos pueden conseguir que no te conozca ni tu madre o que el Photoshop hace auténticos milagros dignos de la Virgen de Lourdes (y mirad aquí si no me creéis).

Y, ante todo esto, me pregunto yo: ¿no nos hemos vuelto demasiado exigentes? ¿No estamos viendo en los medios de comunicación unos modelos demasiado alejados de la realidad e imposibles de conseguir a no ser con sacrificio? ¿Qué pasa si no has tenido la suerte de nacer con un físico privilegiado? El tipo de fotografías que suelo poner en esta página, ¿resultaría menos erótico o sensual si se hiciera con modelos más "normales"? ¿Por qué hace unos años se consideraba perfectas a mujeres que ahora estarían gordas? ¿Por qué a veces en las tiendas parece que las dependientas te miren con desdén si llevas una talla superior a la 40? ¿A qué huelen las nubes? Vale, paro ya, que me embalo...

¿Y vosotros, qué pensáis al respecto?

4 comentarios:

Dr. Strangelove dijo...

¡que bien nos cuidas, anais! así se puede pasar una fresquita tarde de verano, con la imaginación en reposo, dejando que sólo los ojos trabajen...

¿y el culpable causante de tu reflexión? Hugh Hefner, por supuesto, y los fotógrafos, y los dibujantes de pin-ups, los productores que eligen a las actrices, vamos, toda esa legión de depravados que nos han pervertido y nos hacen desear a las mujeres de papel...

me voy a seguir "ojeando" esas páginas

un beso ;)

Dr.M dijo...

Te digo una cosa...a mi tambien me gustaria parecerme a la señorita de la foto.

Erotismo dijo...

un poco locura si... estamos llegando al punto de dejarnos llevar por un estilo de cuerpos plásticos. Nada como pequeñas y bellas imperfecciones

Alejandro dijo...

Que si. Que pienso que hay una desviación gigante en eso de los estereotipos,que además no corresponden con los gustos reales y con la realidad de las cosas.Todo lo mensurable:edad,pesos,los famosos 90'60'90,es prescindible,en términos de sensualidad y erotismo,no tienen nada que ver . La sensualidad y el erotismo son un ejercicio del ser, de la imaginación, de la intensidad interior,no son consecuencia de la estética masiva e impuesta. El ser sensual parte de si mismo y encuentra la sensualidad y el erotismo en el saber ser de la contraparte.En su ejercicoi de la mirada,del olfato,los sabores,del gusto,los sabores,los sonidos,las palabras,la expresión corporal,la creatividad,la imaginavión,la intensidad,la pasión,la ternura,el fuego,la calma,los instantes,no te pareces a nadie,más que a ti misma,y toda tu eres bella y sensual y erótica y todo lo que desees si lo quieres y lo dejas salir ,cuando lo dejes salir y con quien lo dejes salir.No tenemos fecha de vencimiento ,ni estéticas de la sensualidad. Me parece ,no? Que crees?
He encontrado mujeres de una sensualidad y erotismo únicos de 60,cincuenta cuarenta,veinte,que no corresponden a lo cánones estéticos de los publicistas del eros ,mientras que me las he encontrado de las mismas edades con las medidas"perfectas",pesos"perfectos",y de snsuales y de eróticas y de apasionadas y de intensas, y de mujeres totales,nada,más sensual una nevera,maniquíes. Como también me he encontrado algunas que tienen todas esas perfecciones,naturalmente,pero que no les importan y son pura sensualidad y erotismo, porque prefieren ser mujeres que maniquíes y se dedican más que a la estética al ejercicio de ser mujeres.

Alejandro