12 de julio de 2006

La siesta


a tarde deja su calor tras las persianas echadas de mi cuarto. Me he tendido desnuda sobre las sábanas, he encendido el ventilador. Cierro los ojos, busco el sueño: pero no es el sueño lo que viene. El roce de mi piel contra la tela, la caricia del aire sobre el cuerpo, el vello que se eriza a su contacto.

Me acuerdo de tus manos. Mis dedos siguen la estela que tus dedos dejaron. Las yemas acarician el cuello y van bajando, dibujando el camino que tus labios trazaron hace poco. Se detienen en un pezón, lo notan duro, lo acarician sin prisa.

Siento el aire en mis piernas, puedo notar cada centímetro de piel, imaginarte como la verías si estuvieras. Casi puedo sentir como me miras. Mis manos surcan mi vientre, como lo harías tú si pudieras. Los muslos esperan nuevas caricias. Mi sexo se abre entre mis dedos y se deja llevar sin resistencia.

El ventilador no para, pero el calor no me deja...


6 comentarios:

Erotismo dijo...

Una piel como para perderse en ella, en cada centímetro, en cada rincón.

La siesta me gusta, tiene propiedades mágicas y eróticas...En mi opinión va mucho más allá que la noche (gran seductora pero mal ejecutora)

Perseo dijo...

Hay que ver lo que dan de sí las siestas españolas....

jertzalea dijo...

kaixo! me gustaria conocerte, porque me has puesto.... besitos (muxutxoak)

black angel dijo...

muy bonito
me gusta tu blogue..

Anaïs dijo...

Erotismo, ciertamente la siesta tiene propiedades a descubrir... lástima no poder practicarla más a menudo.

Perseo, las españolas y las de cualquier parte...

Ruben, eskerrik asko, bat musu (¿lo he dicho bien?)

Blackangel, muito obrigada, eu também o seu.

(¡Me hacéis estudiar idiomas!) Besos a todos.

Juanjo dijo...

Como siempre el acompañamiento ayuda a que el texto penetre en cada poro de la piel. En éste caso será cuestión de envidiar al poseedor de esos dedos que iniciaron el camino...
Yo también opino que la tarde es un gran momento, aunque haga mucho calor..., a veces sentir el sudor de la otra persona es suficientemente atrayente...
Cumpliendo lo prometido...