15 de agosto de 2006

Madrugada


CASIDA DE LA ALTA MADRUGADA

Cuando te acuerdes de mi cuerpo
y no puedas dormir
y te levantes medio desnuda
y camines a tientas por tus habitaciones
borracha de estupor y de rabia

en algún lugar de la Tierra
yo andaré insomne por algún pasillo
careciendo de ti toda la noche
oyéndote ulular muy lejos y escribiendo
estos versos degenerados.


Félix Grande

La ilustración de arriba es obra de una artista lituana que me encanta, Natalie Shau. Si queréis ver alguna cosa suya más podéis hacerlo aquí.

4 comentarios:

mojada dijo...

lindo enlace, lindas palabras las tuyas...besos.

Adrian dijo...

Es madrugada a veces en tus ojos, es madrugada a veces en el aire. Donde siempre es amanecer es en tus manos. Un beso...

Anaïs dijo...

Mojada, muchas gracias por tu comentario. Besos a ti.

Adrian, que puedo decir a tal cosa... Un beso.....

angel dijo...

Ha sido un gusto arribar por vez primera a tu espacio, y recorrerlo hasta encontrar este bello poema de Félix Grande, y la tersura de la imagen de Natalie Shau. Tienes una hermosa casa.

Saludos....