29 de septiembre de 2006


Ayer las imágenes, hoy me presta sus palabras. Otra vez gracias.


Te veo desde el umbral, tendida.

Y cuando creía que hace unas horas

la vida se te había escapado entre los labios,

me doy cuenta que me la entregaste con las manos.

2 comentarios:

Jota Condor dijo...

Anais, preciosas palabras, y sugerente imagen, casi puedo alcanzar su mano con la mía y tenderme a su lado...Besos.

Juanjo dijo...

palabras, fotos... tantas cosas prestadas? Venga, anímate y estruja un poco las meninges. Esa mano.. está caída? pide ayuda? tienes la mía si lo deseas..