26 de diciembre de 2006

A oscuras

Me gusta que los momentos que paso contigo estén tenuemente iluminados. La luz que se filtra por las persianas, por las rendijas de las cortinas, la que da una lamparita en la mesita de noche. Me gusta ver la ruta seguida por tus manos, tu lengua tocando apenas mis pezones, tu sexo floreciendo entre mis dedos, tu cara acercándose a mi cara. Me gusta poder verte a cada paso, me gusta que me veas. Me gusta que nos digamos tantas cosas con los ojos como con la piel.

Pero también hay otra cosa que me gusta. Me gusta cuando estoy dormida y, aún en sueños, tus dedos me invaden sin pedir permiso. Tímidos quizá al principio, puede que sólo quisieras acariciarme una mejilla mientras soñaba. Pero no se quedan ahí, bajan por el cuello, recorren la línea de la espalda, relajada después de que la cubrieras de besos horas antes. De la espalda, los dedos pasan a las caderas y recuerdan cómo las apretaban cuando, a horcajadas sobre ti, nos recorrían las oleadas del orgasmo. Quizá se cuelan entre las nalgas, separan las piernas y exploran los labios de mi sexo, arrancándome un gemido, ya no tan en sueños. Probablemente después me des la vuelta, me recorras entera sabiéndome despierta, y a tientas, a oscuras, y sin mediar palabra nos sintamos morir de nuevo en la madrugada...

Foto: Paul Hiller

7 comentarios:

Ray dijo...

Hermosas imágenes y bellos textos una combinación perfecta la que nos regalas ;)

Saludos,
Ray

Eduardo Parra Istúriz dijo...

En verdad, me gusta la luz, y la oscuridad, siempre y cuando sea en compañía... te felicito por este año a escondidas.

El Señor de la Mansión dijo...

Feliz Aniversario y Feliz Navidad, Anais. Gracias a tí por compartir con nosotros esos momentos, esas sensaciones.

¡Ah! Y te debo una por el descubrimiento del template de Pannasmontata... lo descubrí gracias a tí. Las cosas que pasan sin que uno lo sepa, ¿verdad? son 'Las cosas del compartir'

SM

Travieso dijo...

La oscuridad nos ayuda a perpetrar mejor nuestros deseos. De ahi el oscuro objeto del deseo, Que necesidad, ummm

belita dijo...

Nunca se que ecirte tras leer tu blog así que antes de caer en tópicos simplemente añadire que es un grato placer para los sentidos.

Ona dijo...

Bonita descripción de una noche de sexo.A mí tambien me gusta mirar y que me miren. Quiero tener todos los sentidos abiertos cuando estoy con la otra persona. Y cuando digo todos, me refiero a todos.El tacto, la vista, el oido, el gusto, el olfato... vivir el momento cómo si fuera el primero y el último.
Feliz año Anaïs.

Carlos dijo...

Una iluminación perfecta para un momento ideal es tal y como siento lo que describes.