4 de enero de 2007

Te espero


"tengo un rato para verte, puedes 3:30 hoy?"
"te espero"

Nos hemos cruzado estos mensajes por el móvil a media mañana, y he pasado nerviosa el resto de mi jornada en la oficina, pensando en verle después de tanto tiempo de no poder encontrarnos. Decido prepararle algo especial, y qué mejor que algunas cosas que me compré hace unos días esperando la ocasión idónea para estrenarlas.

Salgo un poco antes de la oficina poniendo cualquier excusa y me dirijo rápidamente a casa. Me desvisto y entro en la ducha; pongo gel en mis manos y lo reparto por todo el cuerpo, dejo caer el agua tibia sobre mi cabeza, relajante, acariciadora. Me seco con una toalla nueva, por el gusto de sentirla suave. Sobre la piel cálida extiendo una loción corporal con aroma de fresas: las palmas de mis manos se deslizan sobre los brazos, los pechos, el vientre, los muslos. Sería fácil dejarme llevar hasta sentirme excitada al límite, pero no me lo permito: quiero que sean sus manos las que me guíen y me lleven donde quieran...

En el dormitorio echo un vistazo a la lencería que yace sobre el edredón, recién sacada de la bolsa de la tienda. Primero el tanga; se desliza hacia arriba por mis piernas, se ajusta entre ellas cubriendo un triángulo diminuto, por detrás es sólo un hilo que parece amenazar romperse. Después el corsé, fino, casi transparente, ajustado en la espalda con cintas rosa, a juego con los lazos que adornan como un guiño las medias, que me pongo en último lugar. Sobre todo esto, un albornoz de aspecto inocente. Ya lista, me siento a esperarle.

Suena puntual el timbre. Entra, cierra la puerta, me besa, me abraza, recorre mi cuerpo sobre el albornoz, desata el cinturón y lo hace caer al suelo. Le tomo de la mano para guiarle hasta mi cama, aunque conoce muy bien el camino. Al lado de la cama cae chaqueta, camisa, pantalones. No se molesta en quitarme lo que llevo puesto: sabe que así vestida estoy más desnuda que sin nada. Simplemente aparta el tanga con los dedos, los mete en mi sexo derretido, juega en él hasta arrancarme el primer orgasmo...

Más despacio ahora, me recorre con sus manos y su boca. Me baja un poco el corsé por arriba, lo necesario para liberar los pechos. Los mordisquea, los desliza entre sus dedos, los deja tan duros que duelen. Su sexo entre mis piernas busca esa entrada donde tanto le gusta perderse: pero me escabullo, saco dos objetos de un cajón de la mesilla y se los enseño. Él sonríe y me indica que me ponga a cuatro patas, mirando hacia los pies de la cama; así me reflejo enfrente, en el espejo de la puerta del armario. Puedo verle colocarse detrás de mí y coger uno de los objetos: poco después doy un respingo al notar entre las nalgas el frío del lubricante, que se va transformando en calor y excitación según lo extiende masajeando con sus dedos; a continuación toma el otro objeto, oigo un clic que indica que lo ha puesto en funcionamiento...

Lo pone entre mis nalgas, tanteando, acariciando, frío y suave... y de pronto lo siento enterrado en mi interior, ahogo un gemido, pero casi de inmediato es su sexo el que ocupa el mío, no puedo pensar, no puedo decir nada, sólo sentirme completamente llena, agarrarme a las sábanas y dejarme morir de placer...


Foto: Ellington

18 comentarios:

venus dijo...

Ohhhhhh my goodddddd!!!!!!!!!

Como te explico que me corri leyendote ah?

Sublime, encntador, excitante, extasiante... Buen post...

Besos erotizados

aprendiza de risas dijo...

Me ha encantado, sin más.
Aysssss...!
Besos en un suspiro.

PD: Feliz Año, nena

Carlos dijo...

Muy excitante relato!!!!. Dia a día te superas. Y ese clic... no sería el arma secreta del terminator?

Humbert dijo...

el corsé: pieza de lenceria no siempre del todo valorada.
agarrarse a las sabanas y dejarse morir de placer: ¿quién puede negarse a semejante idea?

un placer estar de vuelta.
un placer leerte de nuevo.

besos.

Ona dijo...

Bonita descripción del encuentro de dos amantes, dos personas que esperan el momento el día, las horas, los minutos y los segundos para compartir el placer más bello del mundo, la unión de sus sexos. Yo también quiero agarrarme a las sábanas, mientras el placer invade todo mi cuerpo. Lo quiero, lo deseo y en ocasiones lo consigo. Todo un placer leerte Anaïs.

Marte dijo...

Qué bárbaro!!!

Venus me había contado de este sitio pero una cosa es que le cuenten a uno y otra, leer los posts. Realmente te luciste. Pasaremos más seguido por acá, seguro.

Valeria dijo...

Excitante encuentro, desde luego...
Intenso siempre que no hay muchas oportunidades, verdad?
Un beso, Anäis

Giselle dijo...

mmmm... delante de un espejo... me encanta ;)

belita dijo...

Realmente me suena familiar lo que has contado... Veo que no soy la unica "niña mala".

yogurin dijo...

Puffff, escribes de puta madre. Madre mia. Ahora a ver como empiezo a trabajar...

Duilio dijo...

ANUNCIO CLASIFICADO A TODOS LOS BLOGGERS INSCRITOS EN EL CONCURSO DE 20MINUTOS EL UNICO CONCURSO DONDE SOLO PUEDEN VOTAR LOS MISMOS CONCURSANTES DEL UNICO CONCURSO DONDE SOLO PUEDEN VOTAR LOS MISMOS CONCURSANTES DEL...

Tengo un blog inscrito como:

-mejor blog de diseño,

-latinoamericano

-personal.

Acepto votos para cada una de estas categorías así como para "mejor blog", a cambio de votos en otras categorías (incluso en las mismas, ¿por qué no?)

Si quieres mi correo para intercambiar votos es:

otrotiempo@gmail.com

mi blog es http://www.otrotiempo.com

también intercambio barajitas de pokemón y fotos en pelotas (esta última sólo para chicas)

Lucila dijo...

Hola Anaïs, fuera de lo que es el concurso de 20blogs (en el que No participamos) me alegro de haberte encontradoy de encontrar blogs femeninos con los que compartir experiencias y reflexiones.
Saludos desde

www.sexo-femenino.blogspot.com

Hermes dijo...

Buena forma de comenzar el año, me imagino que después de eso no le pedirias nada a los reyes... o le pediste otro aparatito... u otro corsé...

Besos morbosos

etaxys dijo...

ufff y yo con resaca me acabas de disipar los vapores...

mireias32 dijo...

Sublime el "momento espejo". ¡Sigue así!


http://ladybourbon.blogspot.com

Nocturna dijo...

Anais bonita: nunca me hubiera imaginado un "momento" como ese, descrito de una manera tan delicada y sensual. Eres mágica.

Besos Húmedos

Toy folloso dijo...

Te explayas demasiado describiendo la lencería.
Luego acabo de leer terriblemente agotado....

Kathy dijo...

Enhorabuena por tu blog, yo soy Kathy y cuento mis confesiones en el mio Sexo Maldito