7 de marzo de 2007

De por aquí


Ya hace unos cuantos añitos, una persona que por aquel entonces estaba muy cercana a mí me habló de la obra de un autor que yo no conocía: Vicent Andrés Estellés, nacido en Burjassot (Valencia), prolífico poeta y periodista, que escribía en catalán, en un lenguaje muy cotidiano y sobre temas también cotidianos, con una especial atención al sexo. Reproduzco aquí uno de sus poemas y su traducción, en la que tendréis que perdonarme los errores que pueda haber (se admiten correcciones).

No hi havia a València dos amants com nosaltres.
Feroçment ens amàvem del matí a la nit.
Tot ho recorde mentre vas estenent la roba.
Han passat anys, molt anys; han passat moltes coses.
De sobte encara em pren aquell vent o l'amor
i rodolem per terra entre abraços i besos.
No comprenem l'amor com un costum amable,
com un costum pacífic de compliment i teles
(i que ens perdone el cast senyor López-Picó).
Es desperta, de sobte, com un vell huracà,
i ens tomba en terra els dos, ens ajunta, ens empeny.
Jo desitjava, a voltes, un amor educat
i en marxa el tocadiscos, negligentment besant-te,
ara un muscle i després el peço d'una orella.
El nostre amor es un amor brusc i salvatge
i tenim l'enyorança amarga de la terra,
d'anar a rebolcons entre besos i arraps.
Què voleu que hi faça! Elemental, ja ho sé.
Ignorem el Petrarca i ignorem moltes coses.
Les Estances de Riba i les Rimas de Bécquer.
Després, tombats en terra de qualsevol manera,
comprenem que som bàrbars, i que això no deu ser,
que no estem en l'edat, i tot això i allò.
No hi havia a València dos amants com nosaltres,
car d'amants com nosaltres en son parits ben pocs.


No había en Valencia dos amantes como nosotros.
Ferozmente nos amábamos de la mañana a la noche.
Todo lo recuerdo mientras tiendes la ropa.
Han pasado años, muchos años; han pasado muchas cosas.
De súbito aún me toma aquel viento o el amor
y rodamos por el suelo entre abrazos y besos.
No comprendemos el amor como una costumbre amable,
como una costumbre pacífica de cumplidos y telas
(y que nos perdone el casto señor López-Picó).
Se despierta,súbitamente, como un viejo huracán,
y nos tira por el suelo a los dos, nos junta, nos empuja.
Yo deseaba, a veces, un amor educado
y en marcha el tocadiscos, negligentemente besándote,
ahora un hombro y después el lóbulo de una oreja.
Nuestro amor es un amor brusco y salvaje
y tenemos añoranza amarga de la tierra,
de ir a revolcones entre besos y arañazos.
¡Qué queréis que haga! Elemental, ya lo sé.
Desconocemos a Petrarca e ignoramos muchas cosas.
Las Estancias de Riba y las Rimas de Bécquer.
Después, tumbados en el suelo de cualquier manera,
comprendemos que somos bárbaros, y que eso no debe ser,
que no estamos en la edad, y todo eso y aquello.
No había en Valencia dos amantes como nosotros,
pues amantes como nosotros pocos son paridos.


¿Te gustaría a ti que fuéramos como los amantes del poema?


Foto: Norbert Guthier

9 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me encantaria... y espero que lo podamos ser muy pronto;)...Juan

Eduardo Parra Istúriz dijo...

¡Siempre! ser amantes como esos es una experiencia que no tiene precio...

Anónimo dijo...

No gastabamos las palabras,
no hacia falta.
Gastabamos los labios y los cuerpos
en una sed ansiosa
que nos hacía morir y renacer
en cada encuentro.
Como cartógrafos dibujabamos
todos los caminos de nuestros mapas
desde las cumbres coronadas de cerezas
hasta los mares mas secretos
con lapices de colores que escondiamos
en la yema de los dedos.
Y cada vez
el uno para el otro
eramos nuevos.

Besos. Vagamundos

Carlos dijo...

Entre un amor educado y un amor pasional. Entre besos en el hombro y en la oreja para ir a revolcones entre besos y arañazos... Me encanta!!!

arnand dijo...

A mi me encantaría... si quieres...

venus dijo...

Pues amantes como ellos si hay, está en cada uno de nosotros, solo que cada uno tiene su propia intensidad.

Hermosa traducción.

Besitos.

Hermes dijo...

Amante .... que bonita palabra.

Besos morbosos

EL SENSEI dijo...

Ya lo fuimos!
MARAVILLOSA IMAGINACION QUE NO CONOCE BARRERAS!!

UN BESO!

El buzón de mi casa dijo...

Anaïs,

A escondidas llego siempre a añorar en el dulce regazo de este rincón de amores imposibles. Hoy estos aires de amores bruscos y salvajes pasados me traen el olor de los amores que siempre permanecen.

Hoy no saldré a escondidas permiteme salir recordando....