11 de abril de 2007

Mira


A veces, cuando me doy placer, me gusta que me mires.

Aunque yo cierre los ojos, concentrada en mis sensaciones, siento tu mirada recorriéndome el cuerpo, imagino que mis dedos son los tuyos, pienso en cuánto te excita saber que te entrego lo que siento.

Me gusta que me pidas, que me guíes, que me lleves.

Me gusta sentir tu voz en un susurro, conduciéndome al límite, hasta hacer que me vacíe y me sienta tan llena sin embargo...


Foto: Emil Schildt

8 comentarios:

almare dijo...

Yo también a veces quiero que me miren...

Me gusta tu blog, tienes unas imágenes muy bonitas. Si no te importa te agregaré a los blogs que leo habitualmente.

Un besito

Valeria dijo...

Cierto exhibicionismo pone una nota picante, que es una delicia para quien mira...

Un beso, Anäis

belita dijo...

Anaïs saber que el otro observa la autocomplaciencia desde luego le da una nota mágica y altamente excitante.

Besos.

venus dijo...

No hay nada más placentero que nos miren mientras nos damos placer. El que ellos observen como nos retorcemos, estremecemos, excitamos ufffffffffffff

Hoy tengo ganas de tocarme mientras me miran.

Besos.

Hermes dijo...

Una delicia para quien mira y puro morbo para ti....

Besos morbosos

Beige dijo...

Me encantaría deleitarme con el placer de observar cómo te retuerces, cómo te estremeces, cómo terminas rendida, húmeda, acalorada y con una sonrisa de satisfacción

El Señor de la Mansión dijo...

Muchas cosas se han dicho aquí, todas ellas aceretadas, sin duda... pero Yo pondré el énfasis en que él te dirija. En que abandones tus manos a sus deseos, haciéndolas más suyas aún, gozando de la enajenación de tu voluntad, entregada a sus caprichos. Y lo hago seguro de que t/sus manos te guiarán, sin duda, hacia cotas más altas, hacia cimas más desafiantes.

Ya cerraste los ojos; ya sentiste tus manos como si fueran las suyas. Ahora, házlas suyas del todo y obedece a su voz. En sus deseos se esconde tu placer.

alma dijo...

un poco de exibicionismo es un juego de bastante morbo en la pareja. solo que cuando, por circunstancias, no puedes hacerlo,el morbo está en exibirte para ella. bonito blog, un besito.