2 de junio de 2007


Casi año y medio en la red, 184 entradas, 63.000 visitas... Fríos números para definir la historia de este blog en el que hoy pongo el punto y aparte. Un poco por cansancio, otro poco por falta de ilusión, un poco porque esto, que empezó siendo un regalo para alguien y ha acabado siendo mucho más, se ha colado demasiado en el lado visible de mi vida.

No sé si será definitivo; quizá vuelva dentro de un tiempo, no necesariamente aquí, puede que en otro blog donde hable de otras cosas. Tampoco desaparezco; ahí queda mi correo, y todo lo que he escrito hasta ahora, y, mucho más importante aún, queda toda la gente que he conocido gracias a este espacio; personas maravillosas y también algún indeseable, y algunos que han dejado su huella para siempre.

Un abrazo a todos y espero que volvamos a encontrarnos.

Foto: Elisabetta Moschetto